Exhortación

En mis tiempos padecía
de un dolor en el pecho,
por el sufrimiento
que moría por dentro.

Me quemaba el alma,
el infierno.
Acontecía de día y
no sentía el viento.

Me acomodaba en una silla
que solo malos olores tenía
Me decía “sigue sin hacer nada”,
callada, tibia, empedernida tabla.

Amarrada de manos estaba
postrada a mis pensamientos negros.
Murmuraba de mí el cielo,
rugía por mí el infierno.

El Espíritu no quería
derrotar las cadenas,
aunque fuese mujer,
servía en la guerra.

El corral estaba abierto,
los ángeles hicieron lo suyo.
Mientras el humano pedía a gritos:
“¡Reprende, en el nombre del Divino!”.

Espero que te haya gustado mi estilo de escritura ¡Dejá tu opinión!

Anuncios

3 comentarios sobre “Exhortación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s